Imagina que es tu cumpleaños y esa persona especial te tiene preparado un regalo con tu perfume favorito. Útil, pero poco emotivo.

Ahora imagina que, en el envoltorio, observas vuestra primera foto juntos y tu mente vuela a ese momento. Eso es lo que ofrecen los regalos personalizados. El gran valor sentimental que guardan los detalles con fotografías es lo que les hace tan especiales.

Cualquier ocasión es perfecta para regalar con fotos: Reyes, San Valentín, Día de la Madre, Día del Padre, Navidad, aniversarios, cumpleaños, bodas, etc. Usando tu imaginación y unas cuantas imágenes convertirás un detalle sencillo en un regalo inolvidable ya que, lo mejor de un regalo con fotos es su facilidad para crear emociones positivas.

Aunque un detalle original con fotos significativas y emotivas siempre funciona, hay una serie de aspectos que deberás tener en cuenta si quieres que tu regalo con fotos sea todo un éxito. ¡Abre bien los ojos!

  1. Elegir qué personalizar es complicado. Hoy en día, casi todo se puede personalizar con fotos, por lo que tienes que saber que no va a ser una decisión sencilla. No obstante, esta gran variedad te permitirá elegir algo que sepas que le va a encantar. Puedes encontrar desde regalos con fotos caseros, ropa, decoración, complementos o libros y CD, hasta tazas, cojines, portarretratos, fundas de móvil, calendarios, toallas, bolsos y aparatos tecnológicos.
  2. Los regalos personalizados con fotos suelen ser un acompañamiento emocional. No es un error entregar un regalo con fotos como un regalo en sí mismo; sin embargo, debido a su carga emocional, la mayoría de los detalles originales que leerás a continuación suelen servir de acompañamiento a otros regalos. La persona podrá mirar, tocar, compartir y sentir el regalo de una forma insuperable.
  3. La mayoría de los regalos con fotos son económicos y muy emotivos. En línea con lo anterior, debes saber que gr