Seguro que más de una vez has visto un bebé disfrutando de la música, o mirando muy atento a alguien que está cantando. ¿Sabías que reconocen la música desde antes de nacer? Y no solo les encanta, sino que tiene muchísimos beneficios para ellos.

Beneficios de ponerle música a tu bebé

  • Estimula su creatividad y su desarrollo del lenguaje: los pequeños aprenden mucho vocabulario escuchando canciones, ya que suelen tener estructuras sencillas que se repiten varias veces. Así les es más fácil aprender algunos verbos o palabras.
  • Estimula su expresión corporal: la música mejora su coordinación y su sentido del ritmo. Además, también ayuda a despertar su sentido del oído.
  • Favorece la relajación: la música minimiza el estrés de los bebés. Les da seguridad y elimina el sentimiento de ansiedad. Su frecuencia cardíaca disminuye y les resulta más fácil conciliar el sueño.
  • Desarrolla vínculos afectivos: la música ayuda también a desarrollar los sentimientos. Cuando cantas a un bebé se siente querido, y crea un vínculo con la música que está escuchando.

Ahora que te hemos contado algunos de los beneficios que la música tiene sobre los recién nacidos, te vamos a dar algunas ideas de canciones que puedes enseñar o cantar a tu pequeño.

Canciones para jugar con tu bebé

Jugar con el bebé es un momento muy especial y que siempre se disfruta. Se refuerza el vínculo con el niño, y el pequeño aprende a asociar a esa persona con los ratos de diversión. Con estas canciones puedes sentar al bebé en el regazo y hacerle bailar, reír e incluso tararear contigo. ¡Es un momento precioso y divertido que compartir que recordarás con muchísimo cariño!

Saco una manita

Esta cancioncilla es buena para ejercitar su memoria y que se lo pasen genial. Toma las manitas de tu bebé y hazle bailar suavemente. Se lo pasará genial con el balanceo, y conforme crezca irá aprendiendo el orden y podrá hacerlo solito.

Palmas, palmitas y Cinco Lobitos

Estas dos canciones son probablemente las más populares, pero eso no quita que sean de las más divertidas. Estimulan el aprendizaje del pequeño, ya que lo mantienen atento a sus manos. Así gana conocimiento sobre su cuerpo y puede empezar a asociar algunos conceptos, como las palmas o incluso contar con los dedos.

Date, date, date en la cabecita

“Date, date, date en la cabecita” es otra de las canciones tradicionales para jugar con los bebés. Se guía su mano hasta su cabeza para que se dé golpecitos muy suaves. De esta manera, empieza a asociar el movimiento a la canción, y un poco después ya es capaz de hacerlo solito. Así empieza a tener control sobre su cuerpo, porque no puede ver su mano, pero la puede manejar.

Canciones para dormir a tu bebé

Como hemos dicho, la música relaja a los bebés. Las nanas tienen ritmos muy calmados que se asemejan a los latidos del corazón. Por eso les ayudan a dormir, sobre todo si les canta una voz que les resulta familiar. Además, también refuerzan el vínculo afectivo porque les hacen sentirse queridos. El momento de cantar a tu bebé mientras duerme o simplemente abrazarlo mientras suena la música es uno de los momentos donde se crea el vínculo entre vosotros.

Arrorró

Era una nana tradicional de las islas Canarias, pero con el tiempo se ha adaptado y ahora cada pueblo tiene su versión.

Ea la nana

“Pajarito que cantas en la laguna, no despiertes al niño que está en la cuna”.

Estrellita, ¿dónde estás?

Seguro que todos hemos oído esta popular nana, quizá incluso nos hemos dormido escuchándola de pequeños. Pero ¿sabías que su melodía como la conocemos fue creada por Mozart?

Canciones para dedicar a tu bebé

Además de las canciones de cuna, es bueno que los bebés empiecen a escuchar otro tipo de música, ya que tienen capacidad para entenderla. Por eso es necesario variar la música, aunque no hace falta recurrir a canciones muy complejas. Además, empezarán a entender y asimilar otros mensajes. Puedes aprovechar esto para dedicar a tu pequeño canciones que le digan que siempre vas a estar ahí, para que, conforme crezca, vaya entendiéndolas.

En mi corazón vivirás – Phil Collins

Esta canción preciosa de la banda sonora de Tarzán trata de un padre reconfortando a su bebé mientras llora. Su mensaje es que siempre le querrás y siempre estarás cuando lo necesite. Puedes crear un recuerdo maravilloso con la canción y reforzar la unión con tu pequeño. Cuando crezca podréis cantarla juntos y siempre le tendréis mucho cariño.

Canción de cuna: Un precioso bebé – canción personalizada

Imagina una canción de cuna con el nombre del bebé. Una canción personalizada es una idea preciosa. Podrá dormir, disfrutar y aprender con su propia canción, y crecerá escuchando lo mucho que le queréis y lo especial que es para vosotros. Además, será algo solo suyo que tendrá para siempre como recuerdo vuestro. ¿No suena genial?

La música nos acompaña siempre, desde el momento en el que nacemos, y nos da momentos inolvidables. Cualquiera de estas canciones te dará momentos con tu bebé que recordarás como los más bonitos de tu vida, y él o ella crecerá recordando toda esa música que le hayas enseñado. ¿Cantarás alguna de estas canciones a tu pequeño? Si conoces otras, ¡cuéntanoslo en los comentarios y las añadiremos encantados!