La beca Erasmus es una oportunidad para conocer otras culturas, otros idiomas y personas nuevas. Es una etapa intensa, en la que vives muchas cosas que después echas de menos. Pero genera siempre muchos miedos, como poner en pausa tu vida. Y esto se nota sobre todo en la relación de pareja.
Tenéis claro que queréis seguir juntos, porque sabéis que lo vuestro merece la pena. Entonces no deberíais tener ningún miedo de la distancia; si queréis, podéis. Solo tenéis que mimar la relación como habéis hecho hasta ahora. Si aun así tienes dudas de si os irá bien, aquí te vamos a dar algunos consejos para evitar los problemas típicos de las relaciones durante el Erasmus.

?Regalos a distancia para sorprender

pareja abrazandose erasmus

La relación es vuestra y de nadie más

Vamos a ser sinceros: os vais a hartar de escuchar a gente preguntando si pensáis seguir juntos o contando anécdotas de cómo sus conocidos terminaron sus relaciones en el Erasmus. Es cierto que a veces las parejas no lo superan, pero eso no quiere decir que os vaya a pasar a vosotros. No hagáis caso a la gente, la relación es vuestra y de nadie más, y sois vosotros quienes vais a mantenerla.
Mantened una actitud positiva, es esencial para que la relación salga bien. Recordad que el Erasmus es algo provisional, y que antes de que os deis cuenta volveréis a estar juntos.

Evitad los celos

Además de los comentarios sobre la relación, te contarán mil historias sobre infidelidades y sobre eso de que “Lo que pasa en Erasmus, se queda en Erasmus”. Pero tampoco hagas ni caso. No te dejes llevar por los miedos, harán más daño a la relación que la propia distancia.
Como hemos dicho otras veces, en una relación a distancia hay que reforzar la confianza. El Erasmus es una época para conocer gente y hacer amigos, para la persona que se va, pero también para la que se queda. Y es necesario contar con el apoyo de la pareja. Por eso, si hay algo que te incomoda, es mejor hablarlo en cuanto pase. No actuéis a las espaldas del otro y, sobre todo, evitad las venganzas personales. Si no solucionáis juntos los problemas, es muy probable que vayan a más. Pero si lo habláis, podréis encontrar una forma de estar ambos cómodos con la situación.

Quedad para hablar

Cuando se está en otro país o ciudad, muchas veces es complicado coincidir en horarios. A la larga, esto pasa factura, y si cuando tú quieres hablar por teléfono o Skype, tu novio está de fiesta o viceversa, acaban surgiendo las discusiones.
Por eso, estableced una hora que os vaya bien a los dos para hablar todos los días. Quizá al principio resulta raro, como si fuera un horario de visita. Pero planteadlo como si fuera una cita; has quedado con tu chico o chica para pasar un rato juntos.

pareja hablando por el movil erasmus

Tened planes de futuro

Ya hemos mencionado que irse a estudiar es algo provisional. Aun así, el tiempo de estar lejos se hace largo y os echaréis de menos. Para que se haga más llevadero, planead bien vuestro próximo encuentro. Las visitas durante el Erasmus son de lo más especial, ya que podéis estar juntos en otro país y hay muchas cosas nuevas que podéis ver y hacer.
Hablad de todo lo que queréis hacer cuando os veáis y planeadlo bien. Esto os dará una motivación y tendréis más ganas de compartir momentos, ya sea en persona o por teléfono. Y cuando os encontréis por fin, ¡lo pasaréis genial y no tendréis que preocuparos por nada!

Sorprende a tu pareja

A distancia hay que mantener el romanticismo y la chispa. El amor es un juego, y la distancia da una ventaja: el factor sorpresa. Por eso, te damos algunas ideas para sorprender a tu enamorado o enamorada:

Escríbele vuestra historia como si fuera un cuento, puedes contar el principio de vuestra relación, tu anécdota preferida… ¡cualquier cosa!

Es probable que no tengas mucho tiempo para hacer cosas, pero no hay problema. ¿Por qué no le regalas una canción personalizada para alguien que esta lejos que hable sobre vosotros? Es algo que seguro que no se espera y que podrá escuchar cada vez que te eche de menos. Tardarás cinco minutos en hacerla, ¡y la tendrás para siempre!

Si conoces a alguno de sus amigos, habla con él o ella y pídele que le lleve su dulce favorito o su comida favorita. Envíale una foto vuestra con una carta para que se lo de todo junto y dile todo lo que sientes. Es una forma algo más graciosa de mantener el romanticismo.

Por supuesto, no todo será fácil. Tendréis días malos y alguna discusión, pero también tendréis días muy buenos, y seguramente acabaréis mucho más unidos que antes. Estar de Erasmus os permite crecer como personas y como pareja, y si lo superáis, podréis con cualquier cosa. Lo importante es que recordéis las razones por las que estáis juntos y por las que queréis estar juntos, y con mimo y algo de trabajo, ¡todo fluirá!

¿Os vais tu pareja o tú de Erasmus? Cuéntanoslo en los comentarios, ¡estaremos encantados de leerlo!