Una boda es un día para celebrar el amor y pasarlo bien con la familia y amigos. Y cada vez son más las parejas que apuestan por una ceremonia diferente, con actividades que rompen con la seriedad de la ceremonia y sirven para echar unas risas con la gente que queremos.

Si queréis hacer algo original en vuestra boda y no se os ocurren las actividades, te damos algunas ideas de juegos de bodas originales y fáciles de preparar.

Juegos para el banquete de boda

El momento de la comida o cena es de los más relajados del día, pero al mismo tiempo, es el que más probabilidades tiene de que la gente se aburra. Por eso, entre plato y plato está bien meter algún juego para amenizar la espera y juntar a todo el mundo. Algunas posibilidades son:

El juego de verdad o reto

Cuando los invitados lleguen al banquete, asignad un número a cada uno, y pedid a cada persona que escriba dos retos y dos preguntas y las meta en dos urnas diferentes. Las preguntas pueden ser de cualquier tipo, desde cuestiones sobre los recién casados hasta temas más comprometidos, vosotros ponéis el límite. Cuando estéis esperando el postre, empezad el juego. Sacad un número al azar y que esa persona elija entre las verdades y los retos de las urnas.
Una forma divertida de continuar el juego es escoger una o varias personas cada cierto tiempo. Así durará toda la fiesta y se mantendrá la intriga de quién será el siguiente.

Batalla de baile

Elegid canciones con coreografías muy conocidas y repartidlas por las mesas, de modo que cada canción esté como mínimo en dos equipos. Reproducid las canciones por sorpresa y que los equipos se levanten para bailar y darlo todo. ¡El resto de los asistentes elegirá la mesa ganadora en cada ronda!

Juegos de bodas para la fiesta

La fiesta es la fase de la boda en el que todos empiezan a bailar y beber. Todo el mundo está de buen humor y con ganas de pasarlo genial, por lo que es el mejor momento para hacer actividades que incluyan a todos.

Photocall

Poned en la zona de baile un espacio para que los invitados puedan hacerse fotos durante toda la tarde y la noche. Dejad adornos, gafas, boas, sombreros y carteles con mensajes graciosos para que las fotos sean más divertidas. Además, si creáis un hashtag en Instagram o un grupo de Facebook, podréis compartir todos vuestros selfies y echaros unas risas al día siguiente. También podéis hacer un concurso y que gane la foto más original.

chicas en una boda en photocall

Concurso de talentos

Todos tenemos un familiar que cuenta chistes como nadie o que canta de cine. Para aprovechar esto y pasarlo genial, preparad un concurso de talentos para que salga quien quiera. La temática es totalmente libre, pueden hacer un monólogo o incluso preparar una coreografía para que bailéis todos juntos.

Empezad el espectáculo a mitad de la fiesta, porque si algo está claro, es que con un par de copas se animará a salir hasta el más tímido. ¡La diversión está garantizada! Y cuando todos hayan actuado, que el público y los novios voten un ganador.

mesa de mezclas para la fiesta de boda

Juegos para una boda al aire libre

Una fiesta al aire libre permite realizar otro tipo de actividades. Además, si hace buen tiempo o hace calor, tendréis más ganas de moveros y pasarlo bien. Algunos ejemplos son:

Juegos clásicos a gran escala

Juegos como el Jenga o el Pictionary no pasan de moda. Si queréis jugar en la boda, son juegos muy fáciles de adaptar a su versión grande. Es una opción de lo más divertida que permite jugar de manera individual o por equipos. Además, las partidas no se hacen muy largas, así que tampoco os cansaréis.

El juego del limbo

Es de los juegos más recurrentes, pero también de los más graciosos. Reunid a todos los asistentes alrededor de la barra de limbo, poned una canción pegadiza, ¡y a ver cuánto podéis bajar! Es perfecto para jugar al aire libre, y se divertirán los mayores y los más pequeños.

Juegos de boda para los niños

Si hay niños en la fiesta suele ser más difícil entretenerlos. Si son muchos, podéis preparar una zona para ellos y contratar a un animador. Pasará el día jugando con ellos y evitará que se aburran. Además, mantendrá a los niños bajo control y no tendréis que preocuparos.

Otra opción es preparar una mesa para que puedan hacer manualidades y pintar. Podéis dejarles algunos retos, como dibujar la boda o hacer unos novios de plastilina, y seguro que se lo pasan genial.

Al final, lo importante es pasarlo bien. Los juegos en la boda son un momento para disfrutar y romper el hielo con el resto de invitados. Así, podemos crear recuerdos inolvidables y muy divertidos. Si te has quedado con ganas de saber más ideas originales para tu boda, puedes visitar nuestro artículo de 5 ideas para sorprender a tu pareja en vuestra boda.

Si jugáis a alguno de estos juegos en vuestra boda o conocéis otros que sean también divertidos, dejádnoslo en los comentarios y lo leeremos encantados.