Cada vez son más parejas las que tienen que separarse a causa del trabajo. Algunas por cuestiones económicas, otras por una buena oportunidad laboral. Y esto es todo un reto para una relación, especialmente para un matrimonio, porque supone cambiar la rutina que tenías junto a la persona a la que quieres. Es todavía más duro si hay hijos en común, pues una parte tiene que alejarse del núcleo familiar y de la vida que ha construido junto a su pareja.

❤️?Regalos a distancia para que tu matrimonio a distancia nunca se enfrié

Aún así, merece la pena luchar por la relación. En estos casos, la distancia es muchas veces provisional, así que pensad que antes de que os deis cuenta estaréis juntos otra vez. Hasta que llegue ese momento, nosotros te vamos a dar en este artículo varios consejos para que la distancia se os haga más llevadera.

matrimnio dandose la mano

Haced un plan de futuro

Sabemos que la distancia muchas veces paraliza el matrimonio. No solo es el cambio en las rutinas y en la vida cotidiana, sino que pospone todos los planes de la pareja, sobre todo en lo referente a tener hijos.
Aun así, ¿cuánto tiempo queréis mantener la separación? Hablad sobre lo que queréis las dos partes. Aunque la distancia sea algo provisional, la nueva situación laboral puede durar más o menos. Por eso, es mejor que tengáis un plan en caso de que tengáis que pasar mucho tiempo separados. Hablad si estáis dispuestos o no a trasladar toda vuestra vida a la nueva ciudad, o si estáis bien con la distancia.
Si te planteas mudarte a su nueva ciudad…
Si en un tiempo te planteas irte a la nueva ciudad de tu pareja para estar con él o ella, piénsalo bien. Piensa en lo que tú quieres, en los pros y los contras y en si será bueno para ti. Intenta pensar en positivo, ya que estaréis juntos de nuevo, pero no te sientas obligado a dejar tu vida. Es tu decisión, por lo que, si te trasladas, no podrás echárselo en cara a tu pareja.

Tomad decisiones juntos

Ahora vivís solos, pero tenéis que seguir contando el uno con el otro. No dejéis de tomar juntos las decisiones importantes. Aunque vuestra vida de pareja cambie, no tiene que cambiar la confianza entre vosotros, sino que tiene que crecer.
Para eso, quedad cada día a una hora y tened un rato para vosotros. Contaos los problemas que os hayan surgido, o las cosas buenas que os hayan pasado. Así compartiréis vuestros mejores y peores momentos. Estas son las partes de la rutina que tenéis que mantener pese a la distancia para que la pareja siga unida.

Buscad apoyos

En una relación a distancia es normal pasarlo mal, sobre todo en los primeros meses. Se pierde la convivencia, y cuesta acostumbrarse. Por eso, intentad no pasar solos el mal trago. Buscad apoyos en vuestro entorno, vuestros amigos y familia os ayudarán en lo que puedan.
Si eres quien se ha quedado, intenta apoyar en todo lo posible a tu marido o mujer. Dejar la vida que tienes y empezar una nueva no es fácil, y seguramente necesitará todo tu apoyo.

Aprovecha tu espacio

En una relación a distancia no puedes centrarte en la tristeza y depender de tu pareja para ser feliz. Está lejos, pero tú sigues teniendo una vida, así que mantente activo o activa. Aprovecha para tener tu espacio y hacer todo lo que a tu pareja no le apetece hacer, para cuidar las amistades que ya tenías o crear nuevas.

No caigáis en la rutina

Uno de los peligros en las relaciones a distancia es caer en la rutina y que la relación se enfríe. Para evitar esto, haced cosas diferentes para mantener la pasión y, sobre todo, no perdáis los momentos de intimidad.
También podéis daros sorpresas pequeñas que os emocionen y os hagan sentir especiales. Por ejemplo, puedes declararle tu amor con una carta, o con una canción personalizada que hable sobre vosotros. Será algo que no se esperará, y que podrá escuchar siempre que piense en ti.

Cuando os veáis

Cuando os veáis, aprovechad al máximo, ya sea cada semana o cada 6 meses. Mantened las cosas como antes de estar lejos, es decir, no os forcéis a actuar de otra manera, y evitad las discusiones por cosas pequeñas. Cada momento que paséis juntos tiene que ser mágico, como de película. Pero si creéis que hay problemas o que os estáis estancando, no tengáis miedo de hablarlo.

matrimonio mirándose de frente

Seas tú quien se ha ido o quien se ha quedado, lo importante es que tu chico o chica sepa que estás ahí y que le quieres. Hazle sentir que es especial, y que la distancia no es nada para vosotros. No solo la separación será menos dura, sino que estaréis incluso más unidos que antes. ¿Vive tu pareja en otro lugar? ¿Te han sido útiles estos consejos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios, estamos deseando saberlo!