Mujer apoyada en coche con mapa

¿Puede haber mejor combinación que un viaje y una sorpresa?

Sabemos que uno de los mejores regalos que puedes hacer es un viaje y, todavía más si es sorpresa. No le hace falta un envoltorio bonito ni decoración alguna porque habla por sí mismo: si alguien te lo regala, le importas. Sin embargo, un viaje conlleva cierto desembolso económico y, una vez dispuestos, es mejor hacer especial el momento de la entrega con algo que añada emoción.

Una de las cuestiones más importantes antes de reservar el transporte y el hospedaje es tener en cuenta quién es tu regalado/a: no es lo mismo irte de viaje con tus padres, que con tu pareja o con un amigo. Una vez que tengas esto claro, solo queda pensar qué es lo que más emociona o ilusiona a esa persona especial. ¡Tenlo en cuenta a la hora de preparar el momento de la sorpresa!

Estamos convencidos de que si mezclas un viaje, una sorpresa y aquello que más emociona a esa persona especial, el resultado será inmejorable. Piensa si prefieres apostar por la música, el deporte, las manualidades, la comida, etc., y sigue leyendo. En las próximas líneas encontrarás distintas opciones para hacer de tu regalo algo muy especial. Desde las formas más originales para anunciarle que os vais de viaje, hasta las maneras más graciosas o emotivas de «envolver» tu regalo para hacerlo algo aún más atractivo.

Formas e ideas para regalar un viaje sorpresa

Uno de los mejores acompañamientos del viaje siempre es anunciarlo con una experiencia divertida o emotiva para tu regalado/a. Puedes organizar desde una cena, hasta una fiesta o un juego temático. Así, conseguirás que no solo se fije en el regalo como tal sino en la forma original de anunciarle el viaje y todo el ambiente que envuelve el momento de la entrega.

La velada temática sorpresa es una de las ideas que más nos gusta para decirle que os vais de viaje. Queda con tu regalado/a para comer o cenar en tu casa y sorpréndele con una jornada llena de detalles que le hagan imaginar el destino. Por ejemplo, si os vais a Italia, cocina pasta y pizza y algún postre típico, como tiramisú o cannoli; compra un buen Lambrusco; vístete con un disfraz de traje tradicional y compra otro para él o ella; y ponte un bigote típico italiano de pega o una máscara veneciana. Ambienta con un mantel de cuadros rojos y blancos, pon música en italiano y pega en la pared algunas fotos de monumentos.

Otra idea para regalar viajes es dar pistas sobre el destino y que tu regalado/a tenga que adivinarlo. Empieza entregándole guías turísticas de cinco países diferentes y coméntale que su próximo destino se encuentra entre ellos. Después, dale pistas más concretas como el himno del país (si no es muy conocido), fotos de algunos de sus rincones más especiales o trajes y comidas típicas. Todavía será mejor si puedes comprar algún alimento propio del lugar y hacerle probarlo con los ojos cerrados.

“Viajar es la única cosa que pagas y te hace más rico”. – Autor desconocido

Joven apoyada en un coche de viaje

Pero si lo que buscas es dejar realmente boquiabierta a la otra persona, tenemos la idea definitiva: ir a su casa cuando esté durmiendo y despertarle para llevarle al aeropuerto o estación. Ten en cuenta que esta es la opción más complicada y que te costará bastante trabajo llevarla a cabo, pero, sin duda, merecerá la pena. En primer lugar, necesitas un cómplice que te ayude y asegurarte de que tu regalado/a no tiene ningún compromiso esos días. Después, sigue estos pasos para darle la sorpresa de su vida:

  1. Busca un cómplice y elige el destino donde vas a llevarle.
  2. Intenta buscar vuelos o trenes que salgan por la mañana.
  3. Logra hacerle la maleta sin que se entere. Si vives con él o ella, te será más sencillo; si no, habla con algún amigo o familiar y que vaya a su casa para hacerle la maleta sin que se entere.
  4. Plántate en su casa cuando sepas que está durmiendo y llévale algo de desayuno.
  5. Despiértale contándole que, en ese momento, empieza vuestra aventura y que un tren o avión le está esperando. No le digas dónde os vais hasta que no te quede más remedio. ¡La sorpresa será aún mayor!

Por último, también queremos mostrarte la manera más emotiva de sorprender con un viaje: grabarte en vídeo anunciando el regalo. Como introducción, puedes hablarle a la cámara de lo que supone esa persona para ti y recordar algunos de los momentos más importantes para vosotros. Estamos seguros de que, empezando así, el resto de la sorpresa vendrá rodada.

Después, tienes dos opciones: le cuentas directamente la sorpresa que le tienes preparada y el destino al que os marcháis o sigues creando un ambiente de incertidumbre y emoción. Por supuesto, te recomendamos la segunda. Para ello, puedes preparar cartulinas con letras e ir uniéndolas hasta que descubra el nombre del país o ciudad.

Es importante que no olvides añadir música para hacerlo más bonito y, si lo que buscas es que sea aún más emotivo, puedes optar por incluir una canción personalizada con el nombre de tu regalado/a, algunas de sus características y anécdotas que solo los dos conocéis. Sin duda, será uno de los mejores regalos de su vida porque mezclarás la emoción del vídeo y la música con un viaje. ¿Qué más se puede pedir?

Cómo envolver un viaje sorpresa

Tarjeta de viaje regalo

Ya conoces maneras originales de entregar un viaje sorpresa, pero muchas veces no podemos dedicar tanto tiempo a preparar un regalo como el que requiere organizar experiencias similares a las del apartado anterior. Sin embargo, eso no supone tener que dar la noticia de un viaje sorpresa con solo palabras porque hay cientos de formas originales de hacerlo. Aquí van unas cuantas maneras de «envolver» un viaje sorpresa. ¡Estamos seguros que te encantarán!

Una de nuestras ideas para regalar un viaje sorpresa son las tarjetas ‘Vale por…’. Son algo bastante socorrido y sencillo, ya que pueden adaptarse a cualquier tipo de entrega: desde un viaje para un amigo o pareja por su cumpleaños, hasta un viaje como regalo para una boda. Coge una cartulina de su color favorito y piensa alguna frase emotiva para entregar regalos. Añade un apartado de ‘Condiciones’, donde le digas que el requisito principal es, por ejemplo, tener ganas de pasarlo bien y escribir una página más en vuestro libro de amistad o amor.

Si quieres hacerlo todavía más completo, puedes incluir más tarjetas ‘Vale por…’ con planes que podáis hacer juntos. Introduce un ‘Vale por una cena en tu restaurante favorito’, un ‘Vale por una peli juntos en el cine’ o un ‘Vale por un abrazo en un momento complicado’. Así, tu persona especial podrá canjearlos cuando quiera, antes o después del viaje.

Otra opción muy sencilla, aunque original, es comprar un mapamundi para tachar o rascar destinos de viajes. Envuélvelo y dáselo con vuestro destino ya tachado o rascado. Seguro que alucina porque pensará que le estás regalando solamente el mapa, pero, cuando vea que ese destino ya está marcado, la emoción le recorrerá todo el cuerpo.

Algo que a toda persona viajera le encantará son los cuadernos de viajes. En ellos, se plasman experiencias y momentos divertidos vividos en cada destino a través de fotografías, entradas de museos o exposiciones, dibujos… Si decides optar por esta idea, es importante que te asegures de que todavía no tiene uno; no tiene sentido empezar un segundo cuaderno si no ha completado el primero.

Después, sólo te quedará elegir una libreta o cuaderno de buena calidad, ya que lo llevará consigo a cada destino, y escribir en la primera página el destino que le estás regalando y la fecha en la que marcharéis. ¡Añade una fotografía de algún sitio emblemático que vayáis a visitar para hacerlo más realista!

“El mundo es un libro abierto; quien no viaja sólo ha leído la primera página”. – San Agustín

Joven señala un mapa

Si prefieres que tu regalado/a tenga que romperse la cabeza, puedes comprar un puzle y meter todas las piezas en una caja de cartón donde ponga un mensaje tipo: ‘¡Construye tu próximo destino!’. Si quiere conocer a dónde es el viaje, tendrá que completar el puzle. Si el destino es bastante conocido, es posible que puedas encontrar puzles de alguno de sus monumentos en Internet. Si es un destino más especial o no encuentras algo así, puedes hacer tú mismo un puzle personalizado con una foto vuestra y el nombre de la ciudad o país.

También puedes crear un ‘Kit con todo lo que necesitas’, incluyendo elementos imprescindibles para viajar: típicos botes transparentes pequeños para vuelos, un portadocumentos, un libro para los trayectos y una cámara de fotos desechable. Después, dependiendo del tipo de viaje, puedes incluir chanclas, chubasqueros o camisetas térmicas. Entre todos los objetos, introduce un papel muy chiquitín donde escribas el nombre del destino. ¡Ni de lejos se lo esperará!

¿Qué es lo principal para viajar? ¡Una maleta! Por eso, una de nuestras formas originales de regalar un viaje es comprarle una maleta bonita. Cuando la vea, estamos seguros de que no creerá que el regalo va más allá, pero cuando la abra descubrirá la sorpresa. Mete dentro los billetes de avión o tren, una guía de la ciudad que vayáis a visitar o algún objeto o alimento típico de vuestro destino.

Joven espera al avión

Nuestra última idea sobre cómo regalar un viaje sorpresa es buscar un calendario, mejor todavía si está en el idioma del país al que vais a viajar o contiene fotos del mismo. Marca en él la fecha en la que vais a emprender la aventura y escribe algo como ‘¿Preparamos las maletas? ¡Nos vamos!’

Si has llegado hasta aquí, sabemos que te encantaría regalar un viaje sorpresa a esa persona especial para ti. ¡No lo dudes y hazlo; será una de las mejores experiencias posibles! Cuéntanos en los comentarios si tienes alguna idea original para regalar un viaje que no aparece en este post y todas las experiencias que has vivido con destinos sorpresa. ¡Siempre estamos encantados de leerte!