La Navidad es momento de regalar y de que te regalen. Pero no solo se requiere esfuerzo pensando qué comprar; también dinero, y mucho. Como una alternativa a regalar a cada uno de nuestros familiares y amigos, surge el amigo invisible o secreto, que permite comprar un único regalo y que hagan lo propio contigo. Sin embargo, ya estamos más que acostumbrados a él y puede empezar a parecer algo pesado.

Una mujer entrega un regalo de amigo invisible

Aunque suene exagerado, regalar en un amigo invisible puede resultar bastante angustioso. Qué fácil es comprar un detalle a tu mejor amigo o a tu madre, pero qué complicado si, por ejemplo, nuestro regalado es un conocido o alguien con quien no tenemos demasiada relación. No es difícil que esto ocurra, ya que, el amigo secreto se celebra cada vez en más círculos de personas que no son necesariamente amigos.

Por ese motivo, queremos ofrecerte ideas de amigos invisibles distintos, que se adapten a situaciones y presupuestos diferentes. En las siguientes líneas, encontrarás consejos útiles si te encuentras en un grupo de amigo invisible con compañeros de trabajo o conocidos; si tu presupuesto ronda los 10 euros; o, incluso, si lo que quieres es que, además de recibir un regalo, las risas estén más que aseguradas.

Antes de conocer un nuevo mundo en torno a este juego, ten en cuenta que lo primero que deberás hacer para casi cualquier modalidad es realizar un sorteo, para conocer quién regala a quién y que nadie se quede sin su detalle. Después, establecer un presupuesto aproximado, que puede ir desde los 5 euros si queréis regalar manualidades hasta los 40 o 50 si preferís algo más sofisticado.

Amigo invisible con juego de pistas

Pared llena de pistas

El juego de pistas es una dinámica divertida que se utiliza para guiar a sus participantes hasta un premio final. Por ello, la mezcla entre el juego de pistas y el amigo invisible puede ser una forma original de hacer algo distinto este año con tus familiares o amigos.

El amigo invisible con juego de pistas puede tener dos variantes. Una es la que consiste en que las pistas sirvan para adivinar quién es la persona que ha hecho el regalo. La otra es la que, a través de las pistas, encuentras tu regalo, que permanecerá escondido en alguna estancia de la casa donde lo celebréis.

  • Adivina quién es tu amigo invisible con pistas. A través de varios indicios, deberás adivinar quién ha comprado tu regalo. Se puede realizar con varias notas que acompañen el regalo o, incluso, alargarlo en el tiempo e ir ofreciendo pistas conforme pasan los días. Lo que está claro es que la complejidad deberá ir aumentado: primero puedes decirle tu edad (si en el grupo hay homogeneidad); luego, tu color de pelo u ojos; y continuar con varios datos hasta acabar con algo que solo vosotros dos sepáis.
  • Encuentra tu regalo con pistas. Es la forma más típica del juego de pistas en el que todos hemos participado en algún cumpleaños. En este caso, no se deben poner demasiadas ideas, ya que, si sois varios en el grupo, el juego se puede alargar muchísimo. Lo mejor es poner una o dos pistas o acertijos que lleven al regalado hasta su obsequio. Un ejemplo es comenzar con una adivinanza del tipo ‘Una señorita de carnes muy blandas, que sin ser enferma siempre está en la cama’ para que la persona se dirija a una almohada y allí se encuentre una última pista que puede ser una pregunta sobre cultura general o algo más físico como andar 20 pasos en línea recta. Así, con tan solo dos pistas y poco tiempo, la experiencia de entregar el regalo será algo diferente.

Amigo invisible temático

El amigo invisible temático consiste en establecer una temática concreta antes de que se celebre el juego, de forma que todos los regalos girarán en torno a un mismo tema. Es una idea original que puede ser muy divertida siempre y cuando la temática elegida sea acorde a los gustos de todos los participantes.

Hay múltiples opciones que van desde el cine hasta deportes, pasando por música, literatura o moda. No os encerréis en la ‘forma más habitual’ de esas temáticas y abrid la mente para que los regalos no sean similares. Si la temática es música, no tenéis por qué regalar solamente CDs, también podéis comprar una entrada para un concierto o incluso unos cascos de música; todo dependerá del presupuesto.

Desde luego, puede complicarse todo lo que deseéis. Elegid una temática mucho más concreta y echadle imaginación. Piensa qué ocurriría si la temática fuese de piratas o de la Antigua Grecia. ¡Los regalos pueden ser tan variados y extraños que las risas están aseguradas!

Amigo invisible DIY

Si lo que queréis este año es llegar al corazón de los demás, la mejor opción es el amigo invisible DIY (Do it yourself) o ‘hecho por ti’. Dejad a un lado las grandes superficies y las tiendas más habituales para acudir a una tienda tipo ‘Todo a 100’ a comprar cartulinas, rotuladores y otros elementos. Por último, dad rienda suelta a vuestro yo más manitas.

Pinceles para hacer un regalo DIY

La característica principal de este tipo de amigo invisible es que no se puede regalar nada que no haya sido fabricado por los propios participantes. Siempre suele ser una buena opción hacer regalos más emocionales, con notas o cartas contando lo importante que es esa persona para ti.
Para ello, puedes utilizar fotografías que tengas con esa persona y hacer alguna manualidad con ellas. Un marco de fotos diferente y original, un collage, un libro sobre su vida… No obstante, no solo de la papelería vive este tipo de amigo invisible: puedes usar cerámica, dibujar, pintar, coser alguna prenda o, incluso, atreverte con un plato o un postre personalizado para él/ella.
Este tipo de amigo invisible tiene mucho más sentido en grupos de personas que se conocen bien; es complicado regalar algo emotivo a alguien con quien no tienes mucha relación. Sin embargo, para este último caso, siempre se puede optar por objetos que pueda usar cualquiera, como un jarrón casero con flores, un calendario del nuevo año con fotos bonitas e inspiradoras o una caja con nombres de películas para distintos estados de ánimo.

Amigo invisible robado

Una forma de hacer del amigo secreto un momento divertidísimo y para compartir con amigos o familiares, es celebrarlo en su modalidad de robado. Este, al contrario que en el resto, no requiere sorteo y todos los participantes deberán comprar regalos unisex. Este juego permite ser mucho más original y comprar lo que realmente te apetezca, ya que no tienes que pensar en si a tu regalado le gustará o no.

Llegado el momento de la entrega, los asistentes dejarán sus regalos en una habitación de la casa para que el resto no puedan saber cuál es el suyo. Cuando estén todos, se depositan en el centro de la mesa donde se vaya a celebrar el juego. Lógicamente, ninguno tendrá nombre porque no van destinados a una persona concreta. A partir de aquí, seguid estas reglas:

  1. Cada participante coge un regalo del centro de la mesa.
  2. Estableced un turno de juego: puede empezar la persona más mayor o más pequeña de la mesa o hacerlo a sorteo.
  3. Acordad el número de rondas: una única posibilidad de robo o más de una.
  4. Todos abren sus regalos al mismo tiempo.
  5. Comienza el turno de robos con una única normal: nadie puede robar a quien le haya robado a él previamente.
  6. Cuando llega tu turno, puedes elegir si te quedas con el regalo que te ha tocado o si prefieres darle sentido al juego y robar el suyo a alguien.

Existe otra versión del amigo secreto robado, en la que la persona que comienza es la única que abre un regalo en el primer turno. A continuación, el segundo participante decide si roba el regalo anterior o coge uno nuevo del montón, y así sucesivamente.

También puede realizarse sin que nadie abra los regalos en su turno, por lo que los participantes decidirán si robar un paquete o no simplemente viendo el envoltorio. Otra opción es dejarlo en manos del azar. Usad una moneda: si sale cara, coge un paquete del montón; si es cruz, debe robar al anterior.

Otras formas de amigo invisible

Enemigo invisible

 

Joven enfadada enemigo invisible

Si estás aburrido/a de que el juego del amigo invisible sea similar todos los años, además de tener en cuenta todos nuestros consejos, puedes proponer a tus amigos o familiares hacer algo totalmente distinto y rompedor. Una de esas ideas locas es la de hacer un enemigo invisible. La gracia de este juego radica en que todos recibiréis regalos que es imposible que esperéis.

La dinámica es la misma: haced un sorteo y comprad regalos con un presupuesto preestablecido. Sin embargo, en lugar de tener en cuenta los gustos de tu regalado, céntrate en aquello que sepas que no le gusta u opta por artículos humorísticos o con doble sentido. Es mejor que no le hagas pasar un mal rato con algo que le de miedo o asco, pero sí puedes regalarle, por ejemplo, una prenda de ropa que sepas que jamás se pondría o un libro si no le gusta mucho leer. ¡Quizá descubra nuevos hobbies o estilos que le encanten!

Amigo invisible pongo

El amigo invisible pongo es otra de las formas que ha adoptado este juego conforme han pasado los años. Este se caracteriza principalmente por que los regalos son objetos inservibles o “cutres” que todos tenemos en nuestras casas. Algunas ideas que puedes utilizar son regalar esa figurita que tienes cogiendo polvo en una estantería, un diccionario que ya no utilizas porque usas tu móvil o un llavero de cuando estuviste en Londres hace 15 años y que jamás has usado.

Tablero de juego

Otra opción para innovar con el amigo invisible es utilizar un tablero de juego para que sucedan cosas inesperadas. Sentaos en círculo, cada persona tendrá un regalo delante. Podéis elegir entre dos variantes: comprar productos unisex y para todos los gustos o hacerlo más divertido todavía y comprar regalos pensando en uno de los participantes, aunque sepas que lo más probable es que no sea para él/ella.

¡Comienza el juego! Coged un dado y elegid a la persona que va a empezar a jugar con el tablero. Descárgatelo para que puedas imprimirlo y pasar un rato divertidísimo con amigos y familiares.

Tablero de juego amigo invisible

  1. Cambio entre dos regalos: elige dos personas del grupo y haz que intercambien sus regalos. Tú puedes ser una de ellas.
  2. Abre uno al azar: elige cualquier regalo que quieras abrir para que todos vean lo que es, pero el regalo se queda con la persona que lo tenía desde el principio.
  3. Elige el que quieras: elige uno de los regalos y quédatelo para ti.
  4. Uno a la izquierda: moved todos los regalos un puesto a la izquierda.
  5. Uno a la derecha: moved todos los regalos un puesto a la derecha.
  6. Abre el tuyo: abres tu regalo y te lo quedas. Nadie puede quitártelo. Estas fuera del juego.

Organiza una porra

Por último, una idea para acompañar a casi cualquier forma de amigo invisible es la de hacer una porra todos juntos. Cada uno deberá apuntar en un papel quién cree que le ha tocado a quién. Estableced un premio, material o inmaterial, para el ganador. El día en el que os repartáis los regalos, sacad vuestras quinielas.

Un ejemplo de premio es que el ganador pueda dar órdenes al resto de participantes durante un día del tipo ‘Hazme un masaje en los pies’ o ‘Tengo sed, tráeme un vaso de agua’. De esta forma, además de recibir y dar un regalo, podréis vivir momentos divertidos todos juntos y alargar un poco la magia del amigo invisible.

¡Hasta aquí nuestras ideas para hacer de tu amigo invisible de este año algo totalmente diferente! Si tú utilizas otras dinámicas que no aparecen en este post, no lo dudes y háznoslas llegar a través de los comentarios. ¡Nos encanta leerte!